LIFTING DE CUELLO

Músculos y piel

El descenso de los tejidos y músculos alrededor del perfil de la mandíbula y a lo largo del cuello, es el factor que más intensamente envejece el rostro. La pérdida de tersura se manifiesta en la flacidez que se presenta en el centro del cuello. La causa es el descolgamiento de los tejidos faciales, los cuales deben ser elevados y tensados. En algunos pacientes se complementan la feminización facial, con un lifting de cuello o platysmaplasty, para reposicionar la piel y músculos a la nueva estructura ósea y así vuelvan a lucir como estaban antes de ser afectados por el paso del tiempo.

La cirugía

Para realizar el lifting de cuello, el cirujano realiza una incisión que consta de dos tramos: un primer tramo vertical que corre por detrás de cada oreja (retroauricular), y un segundo tramo horizontal de unos 5 centímetros, paralelo a la naciente del pelo sobre la nuca (mastoideo). En algunos casos es necesario hacer una pequeña incisión por debajo de la barbilla y/o una liposucción de la papada para obtener un mejor resultado. A través de estas incisiones, el cirujano separa los músculos y la piel del cuello, los tensa y los levanta para devolverles una ubicación y una apariencia más juveniles.

Los resultados son aun más sorprendentes cuando se combina este procedimiento con un lifting facial.

Anestesia hospitalización y recuperación

El lifting de un tercio inferior del cuello, se efectúa normalmente con la aplicación de anestesia general y requiere un día de ingreso en la clínica. En casos muy limitados, en los que la zona a tratar no sea muy amplia, puede ser efectuado en una consulta ambulatoria, administrándose anestesia local más sedación, durando la intervención sólo unas horas.

Una vez terminado el procedimiento, se procederá a suturar las incisiones colocándose algunos vendajes, con los cuales podrás regresar a tu alojamiento. Estos vendajes serán cambiados por una mentonera elástica, con la cual deberás permanecer por algunas horas durante dos semanas, a los 5 ó 12 días regresarás para que se te retiren las suturas de las incisiones.

Es muy frecuente el uso de drenajes espirativos, los cuales servirán para evacuar los cúmulos líquidos (suero o sangre) durante las primeras horas del post-operatorio. Es muy importante tener en cuenta la prohibición de fumar. Los hematomas resultantes desaparecen progresivamente durante la primera semana y la hinchazón puede tardar un poco más. El paciente deberá dormir sin flexionar el cuello (sin almohada) y con la cabeza elevada (recostada) durante las primeras semanas. Es muy recomendable el masaje de drenaje linfático mediante una ligera presión con los dedos, un par de veces a la semana, durante el primer mes.

Posibles complicaciones

Nuestros cirujanos están altamente calificados para prevenir cualquier complicación post operatoria y en el caso de una feminización de frente los riesgos q podrían ocurrir son:

Asimetrías: con la experiencia de nuestros médicos y la precisión de los estudios de diagnostico son poco probables y corregibles.

Reacciones propias del paciente a la anestesia, todos los pacientes van previa a la intervención a una valoración prequirúrgica por parte del equipo medico ; anestesiología , cardiología , laboratorio sangre completo , radiología, examen urinario y neumonologico , que reducen las posibilidades de intercurrencias durante y posterior a la intervención quirúrgica.

Mala cicatrización del paciente tipo queloide.

Return